Rooney, el jueves a su salida de Carrington